mundo

El instituto de Sanidad urge a los italianos a «permanecer en casa porque la situación es muy grave»

El instituto de Sanidad urge a los italianos a «permanecer en casa porque la situación es muy formal»
#instituto #Sanidad #urge #los #italianos #permanecer #casa #porque #situación #muy #formal

Ángel Gómez FuentesSerafín Gómez Fuentes

Es dramático el disección que ha hecho en las últimas horas el prestigioso Instituto Superior (ISS) de Sanidad: La pandemia en Italia «está empeorando rápidamente», con «signos de criticidad» en los hospitales, lo que conduce a que se pueda alcanzar «de forma inminente umbrales críticos». En consecuencia, «se necesitan medidas que favorezcan una reducción drástica de las interacciones físicas entre las personas y que se pueda aliviar la presión sobre los servicios de vitalidad, incluidas las restricciones a las actividades no esenciales y las restricciones a la movilidad». En definitiva, se hace un convocatoria a que «la población permanezca en casa cuando sea posible», porque el índice de transmisión doméstico del virus (Rt) ha llegado a 1,5 y la situación «es muy formal». En las últimas 24 horas hubo 19.143 nuevos contagiados (16.078, el jueves), lo que constituye un récord en un solo día. Este viernes los fallecidos fueron 91 (136 en el día precursor).

Un centenar de científicos escriben a Mattarella

Este aumento rápido diariamente de casos positivos y de hospitalizaciones preocupa a la comunidad científica que no está directamente involucrada en la lucha contra el coronavirus. Por ello, 100 profesores y científicos han enviado una carta al presidente de la República, Sergio Matarella, y al primer ministro, Giuseppe Conte, con una musculoso petición: «Adoptar medidas estrictas y drásticas en los próximos dos o tres días», con el objetivo de «evitar que las cifras de contagio en Italia lleguen inevitablemente, en marcha de medidas correctoras eficaces en las próximas tres semanas, a causar varios cientos de muertes al día».

Se adhieren así a la petición del presidente de la prestigiosa Accademia Nazionale dei Lincei, el físico Giorgio Parisi, cuyas estimaciones, basándose en la duplicación de fallecimientos que se observa cada semana, indican que en breve se podría datar en Italia a 400-500 muertos al día. «Nos dirigimos en dirección a el desastre más lentamente que en marzo, pero la dirección es la misma. Si no detenemos la curva, pronto habrá 100.000 infectados cada día. Se necesita una gran colchoneta de datos para no conducir a ciegas», ha escrito en las últimas horas el profesor Giorgio Parisi en el «Huffington Post».

Toques de queda

Las regiones de Lombardia, Campania, las más golpeadas por el virus han impuesto ya el toque de queda a partir de las 23:00 hasta las 5:00; mientras el Lazio lo hace a partir de las 24:00. En Liguria, Piamonte, Cerdeña y en otras regiones y diversas ciudades se adoptan igualmente medidas restrictivas. Incluso el presidente de Campania, Vincenzo De luca, se ha mostrado dispuesto a retornar al confinamiento total en Campania, «durante 30-40 días». De Luca ha pedido al primer ministro, Giuseppe Conte, que se decrete el confinamiento en el país: «Hilván con medidas a medias, no quiero retornar a ver camiones con féretros». Esa fue la dramática imagen de Bérgamo, en el mes de marzo, difundida en todo el mundo, convertida en la fotografía símbolo de la pandemia en Italia.

Mientras algunos expertos coinciden en que si la curva epidémica continúa con su rápido mejora serán necesarias medidas drásticas, incluido el toque de queda doméstico o el confinamiento, en el Gobierno hay diversos puntos de aspecto. El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, es partidario de la bisectriz rigorista, mientras la ministra de Políticas Agrícolas, Teresa Bellanova, argumenta que «Italia no se puede permitir un toque de queda generalizado, porque si se cierra todo sería un daño enorme para el mundo del trabajo».

Dramática advertencia

Mientras tanto, el primer ministro Conte se muestra preocupado por el rápido aumento de casos y considera que la «situación es formal», pero asegura que «se debe evitar el confinamiento caudillo». Sin duda, Conte habrá tenido en cuenta la dramática advertencia del profesor Ranieri Pugna, representante de la Estructura Mundial de la Lozanía en el comité sabio que asesora al gobierno italiano: «Debemos evitar el confinamiento porque provocaría disturbios armados. La concurrencia está exhausta por el chiquero de tres meses. Desgraciadamente, en el verano bajaron demasiado la destacamento, alentados igualmente por colegas que no entienden muy aceptablemente qué trabajo hacen». En unas declaraciones al diario «Il Fatto», Ranieri Pugna, dio igualmente su opinión sobre los toques de queda que están imponiendo diversas regiones: «Es un paliativo para no cerrar todo. Además sirven para delimitar el consumo de licor y otras sustancias que relajan los frenos inhibitorios, exponiendo a los jóvenes a riesgos».

Ver los
comentarios

#instituto #Sanidad #urge #los #italianos #permanecer #casa #porque #situación #muy #formal

Leave a Comment