Finanzas

El incumplimiento en el uso de la mascarilla es ya causa de despido en Berlín

El incumplimiento en el uso de la mascarilla es ya causa de despido en Berlín
#incumplimiento #uso #mascarilla #causa #despido #Berlín

Rosalía SánchezRosalía Sánchez

Alemania retraso un duro otoño de contagios y la sucursal está aumentando las restricciones. Una de las más llamativas nuevas medidas es la obligación del uso de mascarilla en las oficinas y puestos de trabajo, que hasta ahora decidían las empresas en cada caso. Aunque en España pueda resultar difícil de creer, la anciano parte de los cajeros de supermercado de la haber alemana, por ejemplo, no han estado llevando mascarilla hasta ahora durante su etapa sindical. Con esta nueva legislatura, sin requisa, pasa a ser obligatorio. Y adjunto a la norma llega la condena. El Senado de Berlín establece que el incumplimiento en el uso preceptivo de la mascarilla es a partir de ahora motivo de despido.

La mascarilla pasa a ser imperativa en edificios de oficinas y de la sucursal. Al entrar y salir del edificio, así como en los pasillos y en las salas de fotocopiadoras y cocinas. Eventualmente, en despachos individuales, puede ser excepcionalmente apartada mientras el trabajador se encuentre en su escritorio. El empleador todavía debe cumplir con los requisitos de presentar un concepto de higiene adecuado, que luego debe implementar, por otra parte de respaldar que todos los empleados estén protegidos de los riesgos para su vigor. Hay excepciones, de modo que el empleador no podrá exigir el uso de mascarilla durante una actividad al música disponible y con distancias suficientes, pero el empleado debe cumplir las normas de la empresa y, si se niega reiteradamente, será motivo de despido.

«Al final será un tribunal el que decida hasta dónde llega el derecho de la empresa, pero como regla común el uso de mascarilla pasa a ser legalmente contemplado como medida necesaria y los empleados que no deseen llevarla deberán ser muy cuidadosos al argumentar los motivos. Seguramente la legislación irá estableciendo condiciones o excepciones, pero de momento una empresa puede despedir al empleado que, sencillamente, se niega a llevarla correctamente puesta», explica la abogada laboralista Nicole Mutschke.

Para los trabajadores berlineses se comercio de una exigencia de parada escalón, transmitido que en Alemania el uso de la mascarilla no es obligatorio en la calle y muchos trabajadores alegan que resulta perjudicial su uso sistemático durante largas jornadas laborales. «Si el empleado no sigue la instrucción válida, esto puede tener ahora consecuencias significativas. En primer división la amenaza de una advertencia y, en el peor de los casos, incluso el despido», insiste Mutschke. Motivos de vigor, como problemas respiratorios, pueden aceptar a que alunas personas queden exentas, pero cada caso deberá ser discutido con la empresa y, en «última instancia», decidiría un chancillería. «Pero estamos entrando en un nuevo zona procesal, porque si un empleado alega que por motivos de vigor no puede cumplir con las condiciones de ese trabajo, eso puede conseguir a ser todavía motivo de finalización del resolución», añade la experta.

Alemania acaba de localizar todavía el cabida en fiestas familiares, que según la estadística suponen un foco de rebrotes. Los Bundesländer que registren 35 nuevos casos por cada 100.000 habitantes deberán restringir el número de participantes en estas reuniones a 25 si se celebran al música disponible y a 10 si tienen división en casa. En el caso de fiestas o reuniones extrafamiliares, el cabida será de 50.

Otro de los focos de contagios son los viajes al extranjero, de modo que el gobierno teutónico acaba de modificar todavía sus recomendaciones, que ya no se realizan por países sino de forma más precisa: pro regiones. Los únicos países de la UE cuyo zona sigue considerado al completo zona de peligro son España, Bélgica, Luxemburgo y Chequia. El gobierno desaconseja desplazarse a una zona de peligro a no ser que sea estrictamente necesario y el viajero que decida emprender el delirio lo hará asumiendo personalmente las consecuencias. A su envés deberá seguir una cuarentena obligatoria y someterse a un test en el libre días. Solo un resultado placa terminará con la cuarentena, durante la que no podrá alegarse desprecio sindical. El afectado que en esos días debiera comparecer a su puesto de trabajo, deberá pasar la cuarentena en modalidad de reposo sin sueldo.

La canciller Merkel ha hecho un llamada a los ciudadanos a cumplir responsablemente con la legislatura de protección y ha pedido prolongar el esfuerzo durante los próximos meses. «Hay ue hacer todo lo posible para evitar el confinamiento», ha dicho, insistiendo en que la prioridad es apoyar abiertos colegios y guarderías. «Recuperaremos nuestras vidas, volveremos a ir de reposo a nuestros destinos favoritos, volveremos a ir al teatro en familias, prescindiremos de la mascarilla, pero no será a lo espacioso de todo este curso», ha dicho frente a el pleno del Bundestag.

El número de infectados en Alemania se acerca ya a los 300.000. En las últimas 24 horas se han producido 2.503 casos y, desde el inicio de la pandemia, han muerto en este país 9.500 personas a causa del coronavirus.

Ver los
comentarios

#incumplimiento #uso #mascarilla #causa #despido #Berlín

Leave a Comment