Finanzas

El Gobierno aprueba una subida fiscal en plena crisis para sostener el «mayor gasto social de la Historia»

El Gobierno aprueba una subida fiscal en plena crisis para sostener el «decano desembolso social de la Historia»
#Gobierno #aprueba #una #subida #fiscal #plena #crisis #para #sostener #decano #desembolso #social #Historia

Javier TahiriJavier Tahiri

El Gobierno ha poliedro luz verde a las cuentas más expansivas de la Historia, aquellas que tienen el decano desembolso social registrado en unos presupuestos, financiado con una subida de impuestos como no se veía desde 2012. El menú fiscal apunta a grandes empresas, rentas altas, bebidas azucaradas, plásticos, diésel o patrimonios, todo ello para cubrir, como ha anunciado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en rueda de prensa posterior «el decano desembolso social de la Historia». Ello diseña unas cuentas expansivas, donde el desembolso social se dispara a la friolera de 239.765 millones de euros.

Las cuentas incluyen la revalorización de las pensiones y de las nóminas de los empleados públicos del 0,9%, y del 1,8% en las no contributivas, que perciben unos 450.000 pensionistas. Los servicios sociales incrementan su partida un 70,3% y la Dependencia un 34,4%, incluyendo un aumento de la inversión, alimentada de 19.600 millones de euros.

Todo ello llevará al compromiso al 7,7% del PIB, una reducción frente al 11,3% de 2020 por el crecimiento de la crematística, pese a los mayores gastos. Porque los ingresos no cubrirán este avalancha de medidas. Curiosamente, la subida de impuestos será último a la estimada en un inicio por el Ejecutante en el plan presupuestario, tras la negociación entre Podemos y PSOE. Fruto de ello, el techo de desembolso o término de desembolso no financiero ha bajado en 1.641 miillones frente a lo admitido hace escasamente dos semanas, hasta los 194.456 millones. Algunas medidas apalabradas ya no van y en sitio de 6.800 millones que estimaba percibir hace dos semanas, el incremento fiscal se queda en 4.223 millones de euros, 1.862 con el incremento de impuestos que contienen las cuentas. Adjunto a las mismas irán la tasa Google (933 millones), la tasa Tobin (850) y el nuevo impuesto a los envases de plástico (491) y los 828 millones de la nueva ley antifraude. Este ajuste tendrá un finalidad amplificado sobre la actividad, en un momento en el que esta se encuentra en recesión.

Finalmente se ha quedado fuera, entre otras, la subida del IVA de la Educación y la Sanidad privada. Como avanzó TechnoMiz siquiera irá la prometida disminución en el Impuesto de Sociedades a las pymes. Pero sí que se incluye un amplio menú de incrementos fiscales: desde el diésel a los seguros, la gran empresa o las rentas altas.

Más subidas de impuestos a futuro

Porque el gordo de la reforma fiscal que viene se aplaza, encargando a un comité de expertos una propuesta para aprobarse una vez se supere la crisis del coronavirus. Por el momento, se subirá la fiscalidad al diésel, el Impuesto de Sociedades a los beneficios de filiales de aquellas empresas que facturen más de 40 millones de euros –con un periodo de transición de tres abriles para el resto–, un elevación del IRPF a las rentas superiores a 200.000 euros, la prima del sector seguro que pasa del 6% al 8% y el IVA a las bebidas azucaradas, que salta del 10% al 21% para ingresar 400 millones de euros y siguiendo las recomendaciones sanitarias de organismos internacionales.

IRPF a las rentas por encima de 200.000 euros

Así, los ingresos del trabajo por encima de los 300.000 euros, la subida será de dos puntos, pasando el tipo insignificante estatal del 45% al 47%. Este extremo incremento afectaba a las rentas por encima de 140.000 euros en los anteriores Presupuestos de 2019 que tumbó el Congreso, y se incrementaba a cuatro puntos (al 49%) para las de más de 300.000 euros. Finalmente PSOE y Podemos han llegado a una suerte de opción intermedia con un impacto político decano que el recaudatorio: escasamente ingresará 49,5 millones, afectará a 36.197 contribuyentes, un 0,17% del total.

Como además tiene un valía político y no tanto fiscal la subida del Impuesto de Patrimonio de un punto a los que ganan más de diez millones de euros. la Autoridad Fiscal, hubiera ingresado entre 8 millones y cero euros frente a los 339 millones que estimaba el Ejecutante. Como Patrimonio depende de las comunidades, estas son las que deben aprobar la subida y no el Estado, lo que desinfla las previsiones de cuestación. La propia ministra ha admitido que cada comunidad puede aplicar o no esta medida y que verdaderamente, hasta la reforma de la financiación autonómica, no habrá cambios efectivos. En esta ocasión, de hecho, no ha anunciado estimación alguna de cuestación. Lo que sí tendrá finalidad es que se prorroga indefinidamente el Impuesto de Patrimonio, que hasta ahora, debía prorrogar cada presupuesto.

Más impuestos a planes de pensiones individuales

El incremento fiscal vendrá sobre todo de la revisión de la fiscalidad de los planes de pensiones. Los presupuestos acotarán las reducciones en el IRPF de planes de pensiones individuales de un mayor de 8.000 euros de tributo al año a 2.000, mientras los planes colectivos subirán de 8.000 a 10.000 euros. Eso sí, los ingresos no vendrán hasta 2022 –por provenir de la enunciación de la Renta– y supondrán 580 millones de euros.

1.520 millones de elevación a la gran empresa

La que sí que va es la de la primas de los seguros, que sube su tipo del 6% al 8%, una medida que la ministra de Hacienda ha justificado en que «no se cambiaba desde 1998». Porque serán las empresas las que paguen la decano parte de la subida, de 1.520 millones que pagarán 1.739 empresas, un 0,12% de total, que pagarán más impuesto de Sociedades al acotarse del 100% al 95% la exención sobre dividendos y plusvalías en filiales, tanto exteriores como interiores. La medida afectará a las que facturen más de 40 millones, abriéndose un periodo de transición de tres abriles exentos para el resto.

Subida fiscal al diésel

Otros 500 millones se recaudarán del aumento del Impuesto sobre Hidrocarburos al diésel, donde el tipo estatal pasa de 30,7 céntimos a 34,5 por litro. Esta medida no era del estética de Podemos, pero el PSOE la ha incluido. Montero ha especificado que el gasóleo profesional y bonificado no sufrirá variación, por lo que no afectará a tranportistas.

Ver los
comentarios

#Gobierno #aprueba #una #subida #fiscal #plena #crisis #para #sostener #decano #desembolso #social #Historia

Leave a Comment