deportes

El Barcelona refuerza gratis a sus rivales de Champions

El Barcelona refuerza arbitrario a sus rivales de Champions
#Barcelona #refuerza #arbitrario #sus #rivales #Champions

Sergi Font

El Barcelona ha sido víctima durante este postrero mercado veraniego, que acabó anoche, de los altos salarios que paga a sus futbolistas y de las urgencias a la hora de reforzarse. Es una de las explicaciones para acreditar que el club azulgrana haya permitido la salida de varios de sus jugadores a rivales directos por las competiciones que disputará. Si hace unas semanas regaló a Luis Suárez al Deportivo de Madrid (el Barcelona percibirá seis millones de euros si el club rojiblanco consigue una serie de objetivos), rival directo por la Muérdago, ahora ha hecho lo propio con Rafinha, al que el PSG caldo a agenciárselas a errata de cuatro horas para el cerradura del mercado. El club azulgrana, que pretendía ingresar 16 millones por el medio, acabó permitiendo su salida totalmente arbitrario, indemne por tres millones en variables y el 35 por ciento de una futura traspaso. Un rival directo en la lucha por la Champions, como el Inter, al que fue Arturo Vidal por un millón en variables, o el Sevilla, al que fue Rakitic por 1,5 millones fijos más 9 en variables.

Las redes sociales entraron en agitación al conocerse las cifras de la operación, ya que el PSG ha sido uno de los clubes que más intransigentes se han mostrado con el club catalán. Adicionalmente, el jeque Nasser Al-Khelaifi inició muchos de los males deportivos del Barcelona al vestir a Neymar pagando su cláusula de rescisión. Y para acabarlo de redondear, el año pasado se llevaron a la gran promesa de la cantera, Xavi Simons, que tenía 16 primaveras y apuntaba a fortuna. En los despachos de Saint Germain ni siquiera levantaban el teléfono cuando la citación llegaba procedente de la Ciudad Condal. Jugadores como David Luiz, Thiago Silva, Marquinhos, Verratti, Di Maria o Rabiot estuvieron en la dietario del Barça pero Al-Khelaifi no solo se negó a negociar y no sucumbió a las presiones de los futbolistas sino que amenazó con vestir a futbolistas secreto a ataque de talonario. Lo demostró con Neymar y lo ratificó este pasado verano al retornar a cerrarle la puerta al brasileño, que quería regresar al Camp Nou. Las pretensiones del PSG eran inasumibles y el Barça tuvo que fichar a Griezmann.

Desde el Barcelona justifican la salida de Rafinha en estas condiciones por la ingreso ficha que percibía el futbolista (cinco millones netos por temporada) y que gravaban considerablemente el apartado de la masa salarial del club. Rafinha no entraba en los planes de Koeman y el centro del campo culé tiene efectivos suficientes como para no tener que echarle de menos. Adicionalmente, el futbolista acababa arreglo el próximo 30 de junio, por lo que se marcharía igualmente arbitrario. «Al menos nos ahorramos la ficha», aseguran desde las oficinas del Camp Nou. La salida de Rakitic, Luis Suárez, Arturo Vidal y Rafinha suponen un parquedad de cerca de 75 millones de euros. El Celta estaba a la prórroga de que el Barcelona aceptara una nueva cesión porque o podía permitirse aceptar la ficha y avalar, encima, un traspaso. Aunque su cláusula era de 75 millones, el club azulgrana pedía 16 millones por el hispano brasileño. Al final se ha ido arbitrario a un rival directo en la pelea por Europa. Si los goles de Coutinho con el Bayern en la goleada del 2-8 escocieron por tratarse de un participante cedido que había costado 160 millones de euros, un refriega entre Rafinha y el Barcelona en la Champions indignará aún más a la masa social azulgrana.

Ver los
comentarios

#Barcelona #refuerza #arbitrario #sus #rivales #Champions

Leave a Comment