deportes

El Barça, sin unión y sin liderazgo

El Barça, sin unión y sin liderazgo
#Barça #sin #unión #sin #liderazgo

Sergi Font

No dudó Ronald Koeman tras perder delante el Efectivo Madrid en denunciar todas las acciones en las que se ha sentido perjudicado por el VAR, las mismas en las que no ha pasado por detención una inquietante desatiendo de liderazgo en el equipo azulgrana, en plena reconstrucción tras la salida de varios pesos pesados e inmerso en una pleito con la directiva a causa de la disminución salarial que comercio de imponer Bartomeu. La conducta de la plantilla transmite cierta dejadez y escasa implicación que se puede constatar en jugadas puntuales en las que en los tiempos de bonanza se palpaba el compañerismo pintoresco de los equipos campeones. La brecha abierta en la caseta tras las diferencias entre varios miembros a la hora de negociar renovaciones y rebajas en tiempos de pandemia se traslada al dominio de solaz, donde los capitanes dejan de cultivar su rol, importante cuando el balón no está en solaz.

Detalles como no presionar al árbitro o no defender a un compañero cuando sufre el acoso de un rival son ejemplos rotundos que sirven para explicar el deambular de un equipo falto de líderes. Sucedió delante el Sevilla, el Getafe o el Efectivo Madrid. Delante los hispalenses, el Barcelona reclamó un penalti de Diego Carlos sobre Messi (min. 92) que ningún atleta azulgrana le protestó a Gil Manzano. Las quejas siquiera se producen cuando la abyección les perjudica, como delante el Getafe cuando Soto Calidad estimó penalti por una desatiendo de De Jong a Djené. La simpatía culé echó en desatiendo la presión sobre el colegiado, tanto como que nadie acudiera en auxilio de Pedri cuando Cabaco le hizo una musculoso entrada o cuando Nyom acosó al nuevo Ansu Fati con un marcaje al borde del reglamento. La imagen de los dos menores de antigüedad, solos delante futbolistas mucho mas curtidos, constata la carencia de empatía y dispositivo en un vestuario en el que cada uno va por banda. Las mismas que se transmitieron cuando vieron la luz unas imágenes de Pedri abandonando en taxi el Camp Nou tras su inicio en Champions delante el Ferencvaros el pasado martes. «¿Ningún crack puede llevarle en su coche a casa?», se preguntaban los azulgranas en las redes sociales.

El rol de Messi

Delante el Madrid nadie presionó a Martínez Munuera tras una entrada de Casemiro sobre Messi internamente del campo de acción que el árbitro pasó por detención, unas manos de Varane que pudieron ser penalti o cuando acudió al VAR a comprobar el agarrada de Lenglet sobre Ramos que acabó en pena máxima. Una desatiendo de liderazgo que prosiguió cuando posteriormente del partido, tras caer delante el Efectivo Madrid de una forma polémica, Sergiño Dest fue el encargado de dar las primeras impresiones. Un nuevo y recién llegado mientras los capitanes se marchaban a vestuarios. Posteriormente hablaba Busquets, pero claridad la atención no escuchar a Piqué o a Messi en un momento tan delicado. Precisamente, el rol del argentino empieza a ponerse en tela de entendimiento. Si hasta este pasado verano solo aparecía puntualmente, desde que Bartomeu le vetó la salida parece haberse desentendido de su papel como capitán primera cara visible de la plantilla.

Ver los
comentarios

#Barça #sin #unión #sin #liderazgo

Leave a Comment