Finanzas

El ahorro en tiempos del Covid-19

El hucha en tiempos del Covid-19
#hucha #tiempos #del #Covid19

Javier Niederleytner

Estos días hemos conocido que la tasa de hucha de los españoles ha crecido significativamente durante el posterior mes; situándonos en niveles récord. En este contexto cerca de rememorar que el ciclo de la caudal de cualquier país se divide en cuatro fases: crecimiento, auge, desaceleración y depresión. Nos encontramos sin duda en una grado de desaceleración donde una de sus principales características es precisamente el incremento de la propensión insignificante al hucha.

En una grado de desaceleración se produce un aumento del desempleo, y los ciudadanos, delante la posibilidad de perder el suyo, huyen del consumición, y potencian el hucha. Y esto no solo ocurre en España, donde comparativamente ahorramos mucho menos que nuestros vecinos europeos. ¿Por qué?

Voy a principiar refiriéndome a una estadística; mientras que en España se destina de media un 33% del sueldo para abonar la vivienda, en Dinamarca tan solo se necesita un 15%, en Irlanda un 20%, y en Alemania un 21%.

¿Qué quiere sostener esto? Pues que en España tenemos menos capacidad de hucha que en muchos países europeos, manido desde el punto de sagacidad de esta partida de consumición, sin duda la más importante de cualquier hogar. Adicionalmente, nuestra civilización del hucha no es tan intrínseca como en los países del septentrión de Europa, donde son sin duda más previsores.

A esto tenemos que unirle que hoy por hoy faltan estímulos para el hucha, motivado principalmente por los bajos tipos de interés. España siempre ha sido un país donde el hucha se concentraba en los depósitos bancarios y en la inversión inmobiliaria, y uno y otro se han deteriorado en los últimos primaveras; por un flanco por la abajadero de los tipos de interés que hemos mencionado, y por el otro la subida mucho más acusada en los precios de los inmuebles que en los salarios, los que ha hecho que esta inversión sea inabordable para muchas familias.

«Nuestra civilización del hucha no es tan intrínseca como en los países del septentrión de Europa, sin duda más previsores»

El mercado especulable, nunca ha sido un mercado «para todos los públicos». Es sin duda un mercado de peligro, y no faltan casos donde los inversores han sufrido cuantiosas pérdidas por la rotura de determinadas compañías, que sin duda han tenido mucha repercusión pública, alejando aún más a los inversores minoristas.

Pero hay muchos ejemplos, de empresas adecuadamente gestionadas, y con una sólida política de retribución a sus accionistas, que han procurado a los inversores rentabilidades por encima de la que ofrecen los depósitos. Sin duda un buen asesor financiero sabrá identificar estas acciones que tienen un peligro mucho más bajo que el conjunto del mercado.

Una industria que se ha desarrollado muchísimo durante estos últimos primaveras ha sido la de los fondos de inversión, y me voy a centrar en los fondos para perfiles conservadores; es sostener, aquellos inversores que no quieren ver disminuir su caudal. Los fondos de inversión tenían hace unos cuantos primaveras la disposición de obtener rentabilidad, pero con los primaveras, y con la implantación de nuevas técnicas de inversión, ahora pueden enfocarse en la búsqueda de la disminución del peligro, lo que sin duda hace de estos productos aptos para cualquier perfil de inversión, sin olvidarnos de sus ventajas fiscales.

El mercado del oro además está ganando adeptos durante estos últimos primaveras, donde la incertidumbre económica está sin duda instalada. Tan pronto como estábamos empezando a olvidar la inestabilidad provocada por la crisis financiera, cuando nos hemos metido de saciado en la que nos deja esta pandemia. El oro se ha considerado tradicionalmente un valencia refugio, y la inversión en oro ya es asequible para todos los inversores, pues existen productos financieros que replican el comportamiento de su precio, siendo pues innecesario la transacción del oro físico.

Termino con la recomendación de que la educación financiera sea cada vez más obligatoria en las escuelas, para que nuestros jóvenes sepan valorar todas las alternativas de inversión que hoy en día existen.

Javier Niederleytner es profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB

Javier NiederleytnerJavier Niederleytner

Ver los
comentarios

#hucha #tiempos #del #Covid19

Leave a Comment