mundo

El 83% de los ciudadanos de la ex Alemania comunista cree que la reunificación «no ha terminado»

El 83% de los ciudadanos de la ex Alemania comunista cree que la reunificación «no ha terminado»
#los #ciudadanos #Alemania #comunista #cree #reunificación #terminado

Rosalía SánchezRosalía Sánchez

La pandemia ha donado al traste con los grandes actos conmemorativos previstos para este próximo fin de semana en Berlín. Se cumplen 30 abriles de la reunificación alemana, el proceso que permitió a Europa convertirse en los que es hoy y que los alemanes celebran como un retornar a venir al mundo como país luego de la II Supresión Mundial. Pero a pesar del evidente éxito del proceso, la satisfacción no es mayoritaria. El 64% de los encuestados considera que la diferencia en las condiciones de vida entre las dos Alemanias es hoy todavía demasiado noble. En las áreas de la antigua RDA, el porcentaje es aún maduro, con un 83% cree que la reunificación «todavía no ha terminado». En Alemania occidental, sin bloqueo, es solo del 59%.

Casi dos tercios de los alemanes siguen creyendo que los conceptos de Oriente y Oeste no han llegado a su fin. La indagación realizada por el instituto de investigación de opinión YouGov en nombre de la Agencia de Prensa Alemana (DPA), señala que solo el 24% piensa que la mecanismo es ya «completa». El 12% prefiere no contestar. Detrás de ese descontento, hay datos como que los salarios, el desempleo o los cuidadosa a la infancia difieren todavía en las dos partes de Alemania, al igual que ocurre con la confianza en las instituciones del Estado, la credibilidad de los políticos o las cuestiones de identidad.

«La República Federal subestimó los costes de la reunificación. La propaganda soviética había calado hasta la núcleo de los expertos que asesoraban al gobierno y creían que se trataba de fusionar dos Estados más o menos operativos», reconoce ahora Joschka Fischer, que entonces era diputado en el Bundestag y que llegaría más tarde a ser ministro de Exteriores con el gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder. «Pero la sinceridad fue que se encontraron con un región económicamente devastado, aparentemente irrecuperable, y que el proceso de fusión ha supuesto un esfuerzo titánico que, sin bloqueo, ha apropiado la pena». Desde el flanco uruguayo, el escritor Heiko Hennig admite hoy que «la multitud del este creía que la riqueza, sencillamente, llegaría. Nadie era capaz de concebir desde aquella mentalidad que había que trabajar y competir para hacerla salir y ese cambio de mentalidad duró una gestación completa».

Agradecimiento de Merkel

La alemana del este más icónica, Angela Merkel, siempre ha trillado por su parte el vaso de la reunificación prácticamente atiborrado, «porque no se manejo solamente de un proceso crematístico ni social, sino de un proceso de libertades». Merkel agradece ahora a los activistas de derechos civiles y manifestantes en la RDA por aquellas manifestaciones pacíficas que dieron ocupación a la caída del Pared de Berlín. «Con su compromiso y coraje, hicieron posible la reunificación», ha dicho en presencia de el pleno del Bundestag, «Este aniversario es una ocasión de gran alegría y correspondencia por el logro histórico sin precedentes de todo un pueblo en estos 30 abriles, para obtener la reunificación por adentro y por fuera».

Entorno Wanderwitz, autor del Documentación «30 abriles de Reunificación Alemania» y defensor del pueblo de la antigua Alemania Uruguayo (RDA), cree que no todo es cenizo y destaca que, mientras los alemanes orientales tienen menos posibilidades de tener puestos de liderazgo en todo el país, las mujeres de la antigua Alemania uruguayo tienen más posibilidad de establecerse puestos de encargo que las alemanas del oeste. Y mientras que las mujeres de Alemania occidental ganan un 21% menos que los hombres, en el este la diferencia es beocio, del 6%. Pero aunque el PIB por morador de Alemania uruguayo se ha cuadruplicado desde 1990, el salario medio de los alemanes orientales, los «Ossies» sigue siendo sólo el 88,8% del de los alemanes occidentales.

El poder crematístico de las antiguas regiones comunistas es hoy sólo el 73% de las de la antigua Alemania occidental. No llegan ni al nivel de la región de Sarre, la más escueto de Alemania occidental. Y por otra parte de las diferencias económicas, todavía las hay en cuanto a adhesión al sistema tolerante. El 91% de los alemanes occidentales consideran que la democracia es la «forma de gobierno más adecuada», pero sólo el 78% de los alemanes orientales sienten lo mismo, lo que explica que voto a los partidos extremistas y populistas es mucho más habitual en la Alemania uruguayo.

A pesar de estos datos, el 60% de los alemanes en su conjunto considera que la reunificación es una historia de éxito y en los últimos 30 abriles no ha surgido un solo movimiento político, social o civil que haya reivindicado la separación de los dos territorios o la recuperación del sistema político-económico comunista. Escasamente hay diferencia aquí entre el este y el oeste. La visión positiva de la mecanismo y del régimen de libertades está más extendida incluso entre aquellos que aún no habían nacido en el momento del punto de inflexión. De los jóvenes de 18 a 24 abriles, el 65% cree en la historia de éxito y solo el 15% se siente desencantado.

Ver los
comentarios

#los #ciudadanos #Alemania #comunista #cree #reunificación #terminado

Leave a Comment