viajes-y-turismo

Doce de las mejores rutas de senderismo de España para hacer en familia

Doce de las mejores rutas de senderismo de España para hacer en grupo
#Doce #las #mejores #rutas #senderismo #España #para #hacer #grupo

  • Ruta del Cares, Bravo y Asturias

    Senda del Cares, una ruta impresionante y en algunos tramos de vértigo
    Senda del Cares, una ruta impresionante y en algunos tramos de mareo

    Uno de los lugares que rápidamente se sitúa en el atlas es la cordillera cantábrica. Porque es donde se alzan los Picos de Europa, impresionante mole caliza de siluetas montañeras inconfundibles. Recorriéndolas resulta preciso fijarse en los pasajes que se abren entre ellas por la tenacidad fluvial. El Cares es la suerte por atravesar el cordillera montañoso labrando un profundo cañón de paredes escarpadas. Parecen inexpugnables pero ya sea por el sur, en Caín, el pueblo leonés por paradigma del Cares, o desde la asturiana central hidroeléctrica de Puente Poncebos, labra un punto de impresión. A lo desprendido de 11 kilómetros de cañón rocosa, la senda prendida de la falda, gracias al canal de conveniencia hidroeléctrico, es un reconvención de mareo entre escarpes y panoramas legendarios de montañas de hasta los 2.000 metros donde podemos ver rebecos, arroyos, túneles y puentes sobre el desfiladero.

    No olvides. Retornar por el mismo camino duplica la distancia recorrida. La alternativa es tomar un taxi de regreso (100 kilómetros por carretera para regresar al inicio) o proporcionadamente canjear las llaves del coche con otro senderista en sentido contrario.

  • Cascada Rabo de Heroína, Huesca

    Cola de Caballo, al final de la ruta de Ordesa
    Rabo de Heroína, al final de la ruta de Ordesa

    No puedes afirmar que has estado en el parque franquista de Ordesa y Monte Perdido sin deber ascendido hasta la Rabo de Heroína, una magnífico brinco de agua de 54 metros situado a 1.800 metros de altura a los pies de Monte Perdido donde se inicia el río Arazas. Se halla en medio del vistoso circo nevero de Soaso, una de las más hermosas huellas de la geogonia labrada por los glaciares de Pirineos. Desde la Pradera de Ordesa la ruta atraviesa un magnífico bosque de hayas, se asoma al puente y cascada de Arripas y te permite sorprender sucesivas cascadas como la del Férreo y la Cueva. Ida y revés, entre 6 y 8 horas, según las paradas.

    No olvides. Callejear por Torla, puerta de entrada al parque franquista y uno de los núcleos más bonitos de los Pirineos oscenses. Disfruta su círculo medieval, admira sus chimeneas con espantabrujas y invitado su antiguo castillo.

  • Acantilados de Barbate, Cádiz

    Acantilados de Barbate
    Acantilados de Barbate – Álvaro Rivero

    Un espectacular tramo del costa gaditano de panorama oceánico es la senda que sobre el escarpado costa discurre entre la playa de la Hierbabuena en Barbate y Los Caños de Meca. En el punto más parada del escarpa asoma una torre vigía del XVI o Torre del Tajo. Conectaba visualmente con otras torres defensivas de la costa mediante fuegos para indicar la venida de piratas berberiscos. A más de 100 metros de pico sobre el mar, caminaremos al pie del escarpa durante 7,2 kilómetros atravesando el vistoso pinar de la Matorral con ejemplares retorcidos y que singularmente crecen a ras de suelo para resistir la fuerza del rumbo de saliente.

    No olvides. El camino a la senda puede hacerse directamente desde la extraordinaria duna fósil de la playa de la Hierbabuena en Barbate o proporcionadamente por la pista que conecta desde la carretera A-2233.

  • Cañón del Río Lobos, Soria

    San Bartolomé de Ucero, en el Calñon del Río Lobos
    San Bartolomé de Ucero, en el Calñon del Río Lobos

    En esta ruta por el Parque Natural del Cañón del Río Lobos que arranca en Ucero (Soria), no perderemos de traza al artista del paisaje, el río Lobos. Estamos en el tramo bajo del río, donde se extiende el panorama más extraordinario de su cauce. El vistoso cañón por el que discurre desde los primeros pasos al pie de la cuesta de la Galiana, mirador al que luego de nuestra ruta conviene subir para ceñir el parque natural. Caminamos sobrevolados por los buitres leonados. En tan pronto como un kilómetro divisaremos la ermita de San Bartolomé, un enigmático edificio templario envuelto por el decorado natural de farallones anaranjados. Amplía la ruta río en lo alto hasta cinco kilómetros disfrutando de las vistas y de parajes como el Colmenar de los Frailes, tradicionales colmenas apoyadas en el cantil.

    No olvides. En invierno y primavera el río lleva más agua y algunos tramos pueden resultar intransitables. Más información en la Casa del Parque en Ucero:

    https://patrimonionatural.org

  • Estrechamiento de los Infiernos, Cáceres

    Garganta de los infiernos
    Estrechamiento de los infiernos

    Si te gustan los retos en la naturaleza en la Reserva natural de la Estrechamiento de los Infiernos están garantizados. Saltos de agua, piscinas naturales únicas como los Pilones con sus marmitas de hércules y cascadas como el Chorrero de la Desconocido nos alegran recorriendo un robledal de excepción. Un paseo que por otra parte muestra lo más sobresaliente de la fauna y flora del Jerte.

    No olvides. Es una ruta de montaña de pérdida dificultad -6 kilómetros ida y vuelta- apta para toda la grupo que puedes hacer a tu canción siguiendo las balizas blancas y verdes. Si optas por la señalización blanca y amarilla recorrerás a fondo la reserva natural necesitando 6 horas para caminar sus 16 kilómetros en itinerario circular.

  • Congost del Mont-rebei, Lérida

    Uno de los tramos de la senda sobre el río Noguera Ribagorçana
    Uno de los tramos de la senda sobre el río Noguera Ribagorçana

    Si hay una frontera natural que merece la pena recorrer a pie esa es la que, entre Lérida y Huesca, traza el desfiladero del Mont-rebei. Desde la aspecto catalana, en la comarca del Pallars Jussá, la senda sobre el río Noguera Ribagorçana discurre sobre el cantil de 500 metros gracias a un antiguo camino de herrradura tallado en el escarpa. Con emocionantes tramos como dos puentes de hierros colgantes sobre al zarco turquesa de las aguas es un itinerario apto para toda la grupo por su escaso desnivel. No obstante hay que ayudar una elevada atención con los niños pequeños.

    No olvides. Con 4,5 kilómetros de reconvención de ida y revés necesitarás unas 5 horas para completarlo. La aventura continúa si asciendes las escaleras de madera, que en la aspecto oscense, regalan panorámica sobre el escarpa en las cercanías del albergue de Montfalcó.

  • Bosque de Los Tilos, La Palma

    Bosque de laurisilva, en San Sandrés y Los Sauces
    Bosque de laurisilva, en San Sandrés y Los Sauces

    Uno de los mejores bosques de laurisilva del mundo. Baste con arribar al municipio palmero de San Andrés y Los Sauces y asomarse antaño al Centro de Interpretación al inicio de la senda para conocer la gran variedad vegetal que nos acompañará en la senda de las Nacientes de Entorno y Cordero a través de un bosque de explicación donde crecen árboles únicos adjunto a grandes helechos. La rico humedad lo hace exuberante como una selva. El mirador del Espigón Atravesado es una oportunidad magnífico de abarcarlo de un vistazo y de paso distinguir a las exclusivas palomas rabiche y turqué que lo habitan o al cotilla pinzón vulgar exclusivo de las islas.

    No olvides. Aunque la ruta completa hasta la incipiente de Marcos y Cordero es de entrada dificultad y una largo de 13,5 km de ida, arribar hasta el mirador del Espigón Atravesado es muy sencillo para toda la grupo. Escasamente son 4 kilómetros de ida y revés.

  • Senda del Oso, Asturias

    Tramo de túneles en la Senda del Oso
    Tramo de túneles en la Senda del Oso

    Atravesar túneles de hasta cien metros y suceder sobre merienda puentes es uno de los alicientes que la vieja vía de 22 kilómetros que discurría entre Tuñón y Entrago a orillas del río Trubia para el transporte de mineral ofrece en la contemporaneidad reconvertida en vía verde. A pie o en velocípedo es una ruta ideal para los más pequeños que podrán ver al alegórico oso pardo que habita las montañas asturianas en semilibertad interiormente de un perímetro natural.

    No olvides. En velocípedo tan pronto como necesitamos tres horas para recorrerla, ida y revés. Si caminamos, aunque hay áreas recreativas en ruta para hacer un refrigerio, debemos calcular nuestras fuerzas para hacer el regreso. Para los más pequeños el tramo entre Tuñón y Proaza alpargata seis kilómetros y pasa adjunto al perímetro osero. Adicionalmente en Proaza se halla Casa del Oso.

    www.osodeasturias.es

  • La Albufera, Valencia

    Zona de dunas de La Albufera
    Zona de dunas de La Albufera

    Uno de los campos de dunas más admirados en las rutas de senderismo es el de la Devesa, interiormente del parque natural de la Albufera. Su importancia es tal que cerró el camino del oleaje creando esa gran error costa que es la Albufera. Cerca de de su agua dulce habita una gran variedad de fauna así como una buena muestra de flora capaz de existir en círculo tan exclusivo. De los seis itinerarios del parque es el Paisajístico el que ofrece una visión de la que fue la antigua Albufera con sus malladas o depresiones salinas entre las dunas donde se acumulaba el agua salino, por otra parte de arbolado acostumbrado a la sal como el taray y viejos olivos, algarrobos y higueras testigos de los antiguos cultivos.

    No olvides. Allí donde veas pinos carrascos estarás pisando las dunas más antiguas del parque. Cubiertas de rico cubierta vegetal mediterránea muestran la seso natural del paisaje dunar.

  • Secuoyas de Porfiado, Cantabria

    Bosque de secuoyas en Cabezón de la Sal
    Bosque de secuoyas en Porfiado de la Sal – Andrés Fernández

    Preparados para caminar entre árboles gigantes de secuoya, la conífera que alcanza viejo pico del mundo. Casi un millar de ejemplares de este árbol procedente de la costa oeste estadounidense ha creado un bosque de impresión en la cántabra entrada de Porfiado de la Sal. Se libraron de ser talados para el conveniencia de su madera y hoy componen un bosque tupido de árboles de tronco desnudo y rojizo que rozan los 40 metros de pico.

    No olvides. No pierden la hoja, así es que es una ruta apetecible en cualquier época del año. Solo necesitarás 1,5 horas.

  • Hoz de Pelegrina, Guadalajara

    Paisaje de la ruta de Pelegrina
    Paisaje de la ruta de Pelegrina

    Antiguamente de arribar vas a rastrear el Cañón del río Dulce con sus bellos paredones calizos frecuentados por los buitres leonados porque fue un espacio alegórico en los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente. Para recorrerla hay que arribar hasta Pelegrina y seguir las balizas que nos acompañarán los 7 kilómetros de ruta. Hay que recorrer casi la porción para alcanzar el puente que nos lleva a la orilla opuesta entrando en el ámbito más vistosa del cañón. Se puede continuar hasta la cascada del riachuelo Gollorio, que hará las delicias del caminante.

    No olvides. Cerca está Sigüenza, uno de los pueblos imprescindibles de España.

  • Calzada de la Fuenfría, Madrid

    Senderistas en la calzada romana hacia el puerto de la Fuenfría
    Senderistas en la calzada romana alrededor de el puerto de la Fuenfría

    Desde que los romanos trazaron la calzada del puerto de la Fuenfría para comunicar con la aspecto segoviana de Guadarrama, este paso entre montañas ha sido de los más transitados de la sierra. Entre pinares y pisando 2.000 abriles de historia se inicia la ruta en las Dehesas de Cercedilla. Una vez pasada el ámbito recreativa se llega al aparcamiento de Majavalán, el zaguero punto donde dejar transporte para confrontar los 8 kilómetros de ruta entre ida y revés. No es mucho el desnivel -400 metros- pero se ganan buenas vistas a medida que se avanza hasta culminar en la panorámica del puerto. La ruta puede seguir hasta el Montón de Trigo (2.195 m).

    No olvides. Pasar revista el Centro de Visitantes del parque franquista en la carretera de las Dehesas de Cercedilla.

  • #Doce #las #mejores #rutas #senderismo #España #para #hacer #grupo

    Leave a Comment