deportes

De los 111 decibelios al silencio absoluto

De los 111 decibelios al silencio completo
#los #decibelios #silencio #completo

Sergi Font

Barcelona y Positivo Madrid afrontarán este sábado uno de los clásicos más atípicos de la historia y el primero tras declararse la pandemia por el Covid-19. Las medidas sanitarias impuestas para advertir el contagio de la enfermedad obligan a disputar el choque a puerta cerrada, sin conocido. El Camp Nou dejará de ser esa caldera en la que el equipo blanco suele mostrarse incómodo y gozará de una benevolencia ambiental sin precedentes. Muchos son los profesionales, deportistas y sanitarios, que advierten que se verá un clásico descafeinado que afectará los 23 protagonistas que salten al contorno de recreo. Encajado cuando se cumplen 20 abriles de la monumental pitada que recibió Luis Figo tras su regreso al estadio azulgrana tras fichar por el Positivo Madrid. 111 decibelios atenazaron las piernas y el talante de un Madrid que acabó perdiendo (2-0).

«Era inútil escuchar a un compañero, nunca he vivido poco así. El que peor estaba era Figo y la prueba es que no hizo uno de sus mejores partidos. Estaba nervioso e incómodo. Lo acusó», ha explicado Guti, que estuvo sobre el césped aquel día. Mañana será totalmente diferente y Koeman lo advierte: «Es extraño que en un campo tan noble no haya nadie que ayude y cree ámbito para el equipo recinto. En estos partidos que te apoye tu conocido es importante porque es casi un participante más».

A los futbolistas no les gusta corretear sin conocido. Incluso cuando lo notan en contra les sirve de motivación. Salva García Puig, que ha vivido varios clásicos en su etapa como participante del Barcelona (1986-89), atiende a TechnoMiz y asegura que «lo he vivido desde el césped y se nota mucho. No te puedes conceptualizar de todo lo que te rodea y mucho menos del ámbito. Cuando juegas estos partidos el conocido te motiva mucho y a los jugadores se les hará muy extraño porque saben que están jugando un clásico, que es la máxima expresión de un partido en Europa, pero sin conocido…». Salva, que jugó a las órdenes de Cruyff y disputó la final de la Europa de 1984 con España, tiene claro que el Positivo Madrid tendrá muchas más opciones de aventajar el partido con el Camp Nou infructifero. « El equipo visitante sale claramente beneficiario. Si te fijas en los resultados que se están dando desde que se han prohijado estas medidas sanitarias… El multiplicador espiritual deja de existir», asegura ayer de bromear: «El árbitro incluso sale beneficiario pero seguirá equivocándose, como siempre».

No obstante, las juicio de Salva están corroboradas científicamente. «Las investigaciones reconocen que la presión ambiental en el deporte condiciona lo que ocurre en el campo y en los jugadores, entrenadores y árbitros», explica la psicóloga Silvia Rodríguez-Bautista, que confirma la influencia del espectador sobre los actores de un partido de fútbol: «La abandono de conocido supondrá la aniquilación de esa presión habitual sobre el árbitro, que será el más beneficiario. En el caso del participante, no tendrá presión pero siquiera apoyo». Y aquí es donde Rodríguez-Bautista puntualiza cómo puede afectar la errata de ámbito en las gradas. «La abandono de presión ambiental puede subvencionar a la concentración y al rendimiento. Los jugadores no van a tener el empuje de la pasatiempo, se eliminan estímulos, por lo tanto el futbolista recurrirá a su automotivación. El desafío es cómo recuperar la mentalidad de competición sin espectadores y alcanzar el mismo nivel de ayer», detalla la psicóloga a este diario.

Puede dar fe de todo ello Jaume Langa, que fue fisioterapeuta del Barcelona durante 34 abriles. Por sus manos han pasado desde Maradona a Messi. Prueba directo y cercano de todos los clásicos desde los abriles 80 pudo comprobar el poder del conocido el día de la pitada a Figo: «Los jugadores son superprofesionales pero hasta cierto punto el ámbito les condiciona. En el reconocido partido del regreso de Figo se pudo comprobar mirando las caras de los jugadores. Los del Barcelona estaban arropados y no diré que los del Madrid tuvieran miedo pero sí que les afectó». Langa cree que mañana la anfiteatro incluso jugará un papel importante, aunque en este caso propicio al Madrid por omisión: «Será como ver un entrenamiento. No me gusta el fútbol sin conocido, perjudica al de casa y el Barça deberá despabilarse las ansias de aventajar para sobreponerse al infructifero ambiental».

Ver los
comentarios

#los #decibelios #silencio #completo

Leave a Comment