entretenimiento

Crítica de «Una vez más»: El enorme peso de soltar lastre

Crítica de «Una vez más»: El enorme peso de soltar balasto
#Crítica #Una #vez #más #enorme #peso #soltar #balasto

Las vicisitudes de los treinta abriles son prácticamente un especie cinematográfico, adicionalmente de un síndrome que hay que ocurrir o ocurrir pasado, y los dos protagonistas de esta película ofrecen un condensado catálogo de ellas que se pueden sintetizar en dos formas verbales pronominales, irse o quedarse, aplicadas a toda esa coyuntura con la que se suele alcanzar a esa antigüedad, la corriente, la amorosa, la sindical, los propósitos y ambiciones.

«Una vez más» es la primera película de su director y libretista, Guillermo Rojas, y lo es incluso de los actores que interpretan los principales personajes, Silvia Acosta y Jacinto Obstinado. Ella, Abril, vuelve a Sevilla tras cinco abriles de «irse» y trabajo en Londres, y él, Daniel, ha permanecido allí con su vida y circunstancias desde que ella siguió su impulso de ocurrir página (hoy pantalla).

La película es el recuentro de Abril con todo aquello de lo que se fue, y el guion, los diálogos y su captura en imágenes comercio de acentuar sensaciones y emociones que tensen las dudas entre el irse o el quedarse; en cierto modo, la historia de esta pareja recuerda, con otro entorno, a la de la película de Jonás Trueba «La reconquista», y en su forma novelística, en el modo con el que el director despliega la personalidad y sentimientos de sus personajes mediante conversaciones y paseos, podría hallarse la traducción sevillana (y exenta de tópicos) de la Viena mostrada por Richard Linklater en «Antiguamente de amanecer».

Pero, la personalidad de Guillermo Rojas la singulariza (la distancia de estas y otras referencias) con dos aspectos esenciales, el musical y el meramente amable. Y es singular la música porque forma parte del argumento, con canciones enteras, directas, que revelan incluso el condensación amable, romántico y de conocidos perdidas de la historia. En fin, una película cercana, lúcida en su inventario de anhelos y pulsos individuales y generacionales, con grandes momentos de afecto, relación y reproches, con un somero y no inmoderado (abrasivo) roce con la situación social y con un paulatino interés emocional.

Valoración de TechnoMizPlay

Oti Rodríguez Marchante
#Crítica #Una #vez #más #enorme #peso #soltar #balasto

Leave a Comment