deportes

¿Como quiere de grandes los «foils» en su IMOCA para la 9ª Vendée Globe?

¿Como quiere de grandes los «foils» en su IMOCA para la 9ª Vendée Globe?
#Como #quiere #grandes #los #foils #IMOCA #para #9ª #Vendée #Globe

Dury Alonso

El surrealismo, sus formas, de los bigotes del pintor Dalí siempre han estado vinculados a los “foils” de los IMOCA 60 cuando aparecieron siete de ellos en la salida de la Vendée Globe 2016-2017. Los medios de comunicación náuticos franceses rápidamente hicieron un paralelismo entre los bigotes de Salvador Dalí y sus formas saliendo por los constados de los veleros.

Como lo nuevo, hubo patrones que no les auguraban futuro alguno. “Es violento”, decía Jean-Pierre Dick (St-Michel-Virbac). El barco comienza a fugarse un poco y de repente “esplendor”, te caes en una tapia, una ola de 4, 5 o 6 metros”. Para Sébastien Josse, patrón de Edmond de Rothschild en la 8ª Vendée, “los foils se volverán inevitables, pero todavía necesitan ser validados durante una reverso al mundo. La celeridad de estos barcos parece ilimitada. Ya hemos tocado más de 35 nudos (65 km/h) y podemos ir más rápido”. Mas grafico fue Alex Thomson: “Es como suceder de un coche ordinario a un coche equipado con un turbo”; que estrenaba barco con “foils”, diseñados por el estudio de construcción VPLP (asociado con Guillaume Verdier).

Todo tiene un porque, la incorporación de los “foils dalinianos” surge por la audacia de la IMOCA -organización que aglutina a toda la flota de OPEN60- tomó la audacia de deslindar los costos y riesgos de rotura durante una reverso al mundo, se estandarizó las quillas y los mástiles. Esto provocó que los patrones, diseñadores y constructores se pusiesen a inquirir una posibilidad para tener mejores prestaciones, nuevas ganancias en términos de velocidad; consiguiendo que ahora estén más cerca de los multicascos de los abriles 1990 y 2000 en términos de velocidad y comportamiento.

Armel Le Cléac’h, fue el vencedor de la Vendée Globe 2016-2017 con el «Banque Populaire VI», y tenía claro que los “foils” marcarían la diferencia: “Los foils son la nueva utensilio necesaria para ir rápido. Pero tendrás que entender cómo rebelar el pie cuando vas demasiado rápido. Lo menos posible, por supuesto”.

Si los patrones se dejasen aguantar por el éxtasis de fugarse algunos podrán matar con graves lesiones. Para Alex Thomson hay que tener claro que uno acabará poniéndose un casco de rugby para acogerse: “Las aceleraciones y desaceleraciones son graves. Si no aguantas cuando el barco se detiene, puedes lastimarte mucho”. Josse todavía estaba de acuerdo: “Creo que va a activo lesiones que rara vez hemos gastado ayer, clavículas y costillas rotas”.

Han pasado cuatros abriles y en unas semanas volverán a zarpar de Le Sables d´Olonne la flota IMOCA rumbo a los mares del Sur para retornar al puerto de salida tras varios meses. Los más rápidos querrán pelear el récord de Armel Le Cléac’h en 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos. Del total de 33 barcos inscritos, 9 son nuevos, 19 llevan “foils” y 18 derivas laterales; de alguna modo habrá dos regatas en una, Jean Le Cam, el patrón con más abriles en esta publicación, comentó que para él su objetivo era ser el primero entre los OPEN 60 sin foils.

El contorsionismo de los bigotes dalinianos sigue fluyendo por las mesas de diseño de los arquitectos navales. Cada vez son más grandes y con formas caprichosas, el que más los “foils” que lleva el «L’Occitane en Provence» de Armel Tripon que salen de los costados del casco en su parte más entrada; todo lo contrario, a los demás IMOCA que se introducen en el agua desde la crencha de flotación. La posibilidad del diseñador Sam Manuard es muy parecida a como los llevan los Figaro 3 pero con un ampliación alrededor de el extranjero.

La crecimiento de los “foils” los ha llevada hasta la traducción V3, que llegan a tener un perfil de unos 7 metros de espacioso y un peso de 200 kilos. Los nuevos foils V3 del «Charal» están a medio camino entre la traducción V1 y V2; Jérémie Beyou explica: “Dos tercios del nuevo perfil son muy parecidos a V1 y hemos cambiado el final dándole un perfil y características diferente. El V2 ha funcionado muy adecuadamente durante la regata VendéeArtic-Les Sables d´Olonne, la cual gane”.

Luego de participar en la Transat Jacques Vabre de 2019, en enero de este año el «Charal» entró en astillero para realizar las mejoras necesarias de cara a la Vendée Globe 2020-2021, así como la VendéeArtic-Les Sables d´Olonne y el Desafío Azimut. El diseño de los V3 fue realizado entre los diseñadores del propio equipo y los arquitectos navales de VPLP, pero Jérémie Beyou aún estaba por osar entre los V2 y V3.

Sébastien Simon, patrón del «Arkéa-Paprec» diseño de Juan Kouyoumdjian, equipo que dirige Vincent Riou, todavía cambia de “foils” ayer de la Vendée Globe. Su IMOCA fue botado el pasado año, exacto para competir en la Transat Jacques Vabre (regata en A Dos entre Le Havre y Salvador de Bahía) pero tuvo una serie de problemas, incluso la rotura de unos de los “foils”.

Kouyoumdjian ha vuelto a los IMOCA posteriormente de tres abriles remotamente de la Clase, su ultimo diseño había sido el «Cheminées Poujoulat» en 2011 para el suizo Bernard Stamm. En 2014 Vincent Riou se puso en contacto con Juan K para desarrollar una crecimiento del «PRB», al que le instalaron unos nuevos timones, con un diseño parecido a las aletas pectorales de las ballenas, y unos grandes foils. “Optimizamos proporcionado el barco, encima de los foils, se adaptó a la nueva regla de la Clase y logramos un motón de progresos gracias a que fue muy adecuadamente diseñado por Guillaume Verdier y VPLP”. Hoy en día, en manos de Kevin Escoffier sigue navegando en los puestos de vanguardia de la flota IMOCA, un rival muy a tener en cuenta para esta Vendée Globe.

Los nuevos “foils” V3 del «Arkéa-Paprec» fueron construidos por la empresa italiana Persico Marine, uno de ellos ya está montado en el OPEN 60, y ayer del próximo viernes, 16 de octubre de 2020, tiene que estar montado el segundo porque ese día el barco tiene que estar amarrado en el puerto de Le Sables d´Olonne tal como indica el reglamento de la regata Vendée Globe.

El «LinkedOut» de Thomas Ruyant tiene un poco mas de repaso. Este barco, diseño de Guillaume Verdier, se construyó en Persico Marine bajo la idea del nuevo Volvo Super 60 para la reverso por el mundo en etapas, pero el esquema de construcción de ocho unidades se canceló cuando la empresa Volvo decidió descuidar la regata vueltamundista. Thomas Ruyant no lo dudo y se hizo con la primera dispositivo llevándoselo a Lorient para adaptarlo al reglamento de la Clase IMOCA. La pasada temporada compitió en la Transat Jacques Vabre, finalizando en cuarta posición; y este año en la VendéeArtic-Les Sables d´Olonne (tercero) y Desafío Azimut, fue el segundo más rápido en la prueba de velocidad.

Ruyant todavía ha instalado nos nuevos “foils” en el «LinkedOut», su traducción V2 concebido sobre todos datos obtenidos en la regata que ha competido desde 2019. A costado cuenta con un software informático desarrollado por uno de sus patrocinadores, que le permitirá un amplio comunicación a múltiples datos necesarios para el control adecuado del velero en todas las condiciones de mar y derrota imaginables. Este es un componente nuevo y adicional en el día a día de Ruyant, que se suma a las tareas clásicas de las maniobras del barco. Thomas tendrá que custodiar sus herramientas de control, para conocer en tiempo vivo, encima del rendimiento de su IMOCA, el impacto de la navegación en el estado normal del barco, controlar la deformación de sus “foils” o la compresión de su mástil, por ejemplo; tendrá que osar hora tras hora, día tras día, la intensidad para poner en su forma de navegar, dosificando su esfuerzo proporcionalmente al nivel de exigencia y tolerancia del barco. “Esperamos una publicación de la Vendée Globe muy diferente de las entregas anteriores”, atestigua.

Que va a ser una Vendée Globe a “cuchillo” está claro. En muchos de los equipos más potentes se pueden ver a patrones con una larga experiencia oceánica. Nicolas Troussel tienen en su equipo «CORUM L’Épargne» -IMOCA 60 diseño de Juan Kouyoumdjian- a marinos como Nicolas Lunven, Sébastien Josse y Thomas Rouxel, siendo el director de fanfarria Greg Evrard que durante catorce abriles fue director adjunto en North Sails.

Durante el mes de septiembre Troussel ha navegado muchas millas, despues de casa sesión realizaban una revisión completa del barco en la idea de hacerlo más rápido posible. Que se sepa no han cambiado de “foils”, sí han realizado modificaciones en la cabina sobre la bañera y en el interior para hacer la vida un poco llevadera. Y en particular han estado trabajando en inquirir soluciones a costado para mitigar los ruidos estructurales y de los impactos a velocidades altas.

Loïck Peyron, que ha participado en tres ediciones de la Vendée Globe, hace unas semanas estuvo navegando a costado del «CORUM L’Épargne» con Nicolas Troussel, y comentaba que los multicascos oceánicos ya no son los barcos más incómodos para una reverso al mundo: “los nuevos IMOCA les han robado el trofeo”. Respecto a los “foils”: “Cuando piensas en los foils y los apéndices navegando, el orgulloso está aumentando matemáticamente el aventura de chocar poco. Esa es la razón principal para estar estresado cuando eres el patrón de un barco rápido, ya sea un monocasco o multicasco. El gran problema, la gran preocupación es chocar poco, no romper poco, sino chocar poco. Hoy en día no hay conclusión y el conclusión teórico es tener el mayor momento de adrizamiento, y la única modo de tenerlo es aumentar el orgulloso de los foils respecto al casco del barco; aumentando los riesgos y la navegación de una forma incomoda”.

La suma de la manga máxima de un IMOCA nuevo más los “foils” da una resultante de casi 16 metros, adecuadamente sea los últimos siete de última coexistentes -Jérémie Beyou (Charal), Sébastien Simon (Arkéa – Paprec), Charlie Dalin (Apivia), Alex Thomson (Hugo Boss), Thomas Ruyant (Advens for Cybersecurity), Kojiro Shiraishi (DMGMORI), Armel Tripon (L’Occitane) y Nicolas Troussel (Corum L’Epargne)-; como los anteriores Newrest – Art et Fenêtres (Fabrice Amédéo), Maître CoQ (Yannick Bestaven), Bureau Vallée 2 (Louis Burton), Prysmian Group (Giancarlo Pedote), Malizia (Boris Herrmann), PRB (Kevin Escoffier), Initiatives Cœur (Sam Davies), MACSF (Isabelle Joschke), La Mie Câline Artipôle Les Artisans (Arnaud Boissières) y La Fabrique (Alan Roura).

En toda esta “melé tecnológica” el ingenio se agudiza. Isabelle Joschke, una de las seis mujeres que compite en la Vendée Globe 2020-2021, cuenta con un OPEN 60 de 2007 al cual lo han remozado en profundidad. A su barco «MACSF» le han instalado “foils”, reformado la cubierta de la cabina sobre la bañera; y como ultima novedad unos pedales de biciclo en el pedestal de los winches. Alain Gautier, director del equipo, pisa el acelerador para que Isabelle Joschke cuente con los mejores medios en la idea que ella pueda finalizar la reverso al mundo a vela en solitario; una regata muy larga que el conoce perfectamente.

Durante treinta abriles la Vendée Globe ha ido subiendo de nivel en cada una de las ediciones celebradas cada cuatro abriles. Siempre se ha utilizado el símil de que es una regata que emula al pico más detención de la tierra, al Everest en la cordillera del Himalaya. La novena publicación que arrancará el próximo 8 de noviembre en Le Sables d´Olonne supondrá unos cuantos peldaños por encima del Everest porque ahora las exigencias físicas, mentales y técnicas que implica tripular los nuevos barcos pondrán a los patrones más cerca de la ISS (Temporada Espacial Internacional).

Ver los
comentarios

#Como #quiere #grandes #los #foils #IMOCA #para #9ª #Vendée #Globe

Leave a Comment