viajes-y-turismo

Ciudades históricas casi desconocidas que se construyeron bajo tierra

Ciudades históricas casi desconocidas que se construyeron bajo tierra
#Ciudades #históricas #casi #desconocidas #construyeron #bajo #tierra

1. Orvieto, en Italia

Orvieto, en la región italiana de Sombra, es una de las maravillas más desconocidas de Italia tanto en superficie como en su increíble subsuelo. Erigida sobre una enorme roca fue una importante ciudad etrusca entre los siglos VI y IV a. C.. Fueron estos los que construyeron las primeras perforaciones abriendo galerías y cisternas para reunir y acumular las aguas pluviales. Durante la Perduración Media se extendió la red subterránea hasta los cerca de 1.200 túneles, galerías, escaleras, cisternas o bodegas artificiales construidos en varios niveles que se usaron como depósitos de ántrax, talleres de cerámica o cordelería. Muchas de las casas de familias nobles estaban conectadas a esta ciudad subterránea como vía de escape a través de túneles secretos construidos en la roca. Hoy en día, gran parte de ellos han sido acondicionados y son accesibles a los turistas.

2. Naours, en Francia

El pueblo francés de Naours, a 15 km al septentrión de Amiens, en la región de Picardía es conocido por su increíble red de túneles a 33 metros de profundidad que fueron excavados en la roca calcárea en el del siglo X por sus antiguos pobladores para hacer frente a conflictos armados e invasiones. La ciudad subterránea, es un algarabía de 28 galerías que podía conservar varios millares de personas con sus rebaños y consta de 2 km de calles, una plaza pública, 300 habitaciones, 3 capillas, establos y hasta una panadería con sus hornos. Se estima que las galerías estuvieron operativas hasta el siglo XVI cuando fueron clausuradas y reabiertas en 1887. Durante las dos Guerras Mundiales, las galerías se utilizaron como almacenes militares. Hoy en día, la antigua ciudad subterránea es un importante atractivo turístico.

3. Derinkuyu, en Turquía

En la región turca de Capadocia, se encuentra la ciudad de Derinkuyu, la más conocida de las 37 ciudades subterráneas abandonadas de la región.

Se estima que su construcción pudiera tener unos 3.500 abriles pero no fue hasta 1963 cuando fue descubierta. La ciudad, que podía conservar entre 10.000 y 30.000 habitantes, tenía entre 18 y 20 niveles subterráneos de los que solamente es posible examinar los ocho superiores. El historiador incomprensible Jenofonte explica que estas personas que habían excavado sus casas bajo tierra vivían en alojamientos lo suficientemente grandes como para conservar una comunidad, sus animales domésticos y los suministros de alimentos que éstos almacenaban. En el interior de la ciudad pueden observarse establos, comedores, salas para el culto, cocinas, prensas para el morapio, bodegas, cisternas de agua y áreas habitacionales. La ciudad cuenta con pozos de agua y galerías de comunicación.

Fue abierta a los visitantes en 1969 y hasta la vencimiento sólo el diez por ciento de la ciudad subterránea es accesible para los turistas.

4. Pilsen, en la República Checa

La ciudad de Pilsen, en la República Checa, es famosa, encima de por su cerveza, por los históricos túneles, un sistema de sótanos con dos o tres niveles que se empezaron a construir entre los siglos XIII y XIX y se extienden por debajo del centro de la ciudad con una distancia de unos 17 km, lo que los convierte en uno de los subterráneos más extensos de centro Europa Central.

Los túneles se construyeron originalmente para acumular alimentos así como para la fabricación de cerveza donde se fermentaban y almacenaba. Otro uso importante del subterráneo era como llegada al agua a través de pozos y como sistema de fortificación de la ciudad.

#Ciudades #históricas #casi #desconocidas #construyeron #bajo #tierra

Leave a Comment