mundo

Azerbaiyán prosigue su ofensiva en Nagorno Karabaj con apoyo de Turquía

Azerbaiyán prosigue su ataque en Nagorno Karabaj con apoyo de Turquía
#Azerbaiyán #prosigue #ataque #Nagorno #Karabaj #con #apoyo #Turquía

Rafael M. MañuecoRafael M. Mañueco

El Ejército azerbaiyano continuó ayer su progresión en su ataque lanzazo el domingo por la mañana contra los combatientes separatistas del enclave de Nagorno Karabaj, región perteneciente «de iure» a Azerbaiyán, pero controlado de hecho por Armenia desde hace ya 30 primaveras. Y cada vez parece más evidente que esta vez, a enjuiciar por la envergadura de la operación y el carácter de las fuerzas empleadas, no se manejo de escaramuzas esporádicas, sino de una acometida en toda regla para recuperar el disputado enclave.

En fracción del cruce habitual de acusaciones entre Ereván y Bakú, amenazas y cruentos combates sobre el dominio, en donde los muertos se cuentan ya por decenas en entreambos bandos, Turquía, actor crucial en esta disputa, se ha pronunciado y de forma categórica. Lo ha hecho su presidente, Recep Tayyip Erdogan, llamando a destruir con la «ocupación» armenia de Nagorno Karabaj.

«Llegó la hora de que esta crisis que comenzó con la ocupación de Nagorno Karabaj llegue a su fin. Cuando Armenia haya desaseado el región que ocupa, la región recuperará la paz y la conformidad», afirmó ayer Erdogan en Ankara en un discurso televisado, dejando claro cuál es el seguro propósito en el momento contemporáneo del líder azerbaiyano, Ilham Alíev.

Para el presidente turco, que ha deplorado que el Peña de Minsk, presidido por Rusia, Estados Unidos y Francia, no haya sido capaz de resolver el contencioso en 30 primaveras, «cualquier otra demanda o iniciativa no solo sería injusta e ilegal, sino que significaría seguir mimando a Armenia». Según sus palabras Azerbaiyán «se ha gastado forzado (…) a saldar cuentas y a resolver el problema por sus propios medios».

Por su parte, el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, sugirió sin precisar que Armenia está empleando «mercenarios y terroristas llegados del extranjero» en su lucha contra Azerbaiyán. «¿Dónde han estado durante treinta primaveras los que ahora piden un detención el fuego inmediato, diálogo y alternativa pacífica?», se preguntó igualmente Akar frente a las cámaras del canal NTV. Y añadió, igualmente sin anciano explicación en cuanto a la forma con la que piensan ayudar, que «hoy estaremos anejo a nuestros hermanos azerbaiyanos en la defensa de sus tierras».

Pero Rusia, aliada histórica de Armenia y principal potencia en la zona, pese a deber debido un detención el fuego inmediato y la reanudación del diálogo, parece no desear una colisión con Turquía. En su habitual interviú con los periodistas, el portavoz de la Presidencia, Dimitri Peskov, dijo ayer que «Rusia está en pleno contacto con Ankara. Ha habido conversaciones a través de los ministerios de Exteriores». «Todos los países deben ahora aunar esfuerzos para ganar detener los enfrentamientos sin la último dilación», manifestó Peskov.

A su sumario, «es muy importante detener las hostilidades, no hay tiempo ahora para ponerse a dilucidar quién tiene la falta y quién no» e hizo remisión a la pertenencia de Rusia al Peña de Minsk y a las «buenas relaciones» que mantiene con Armenia y Azerbaiyán, multiplicador que, según él, pone en valencia el papel de Moscú como mediador en el conflicto. El presidente Putin pidió el domingo el cese inmediato de las hostilidades como igualmente lo ha hecho EE.UU. y la UE.

Ayer lunes fue el segundo día de enfrentamientos armados entre tropas azerbaiyanas y karabajíes. Al igual que el domingo, los ministerios de Defensa de Armenia y Azerbaiyán volvieron a difundir vídeos de tanques alcanzados por el fuego de misiles y drones. Por el momento, nadie ha ofrecido imágenes de combates cuerpo a cuerpo. Los ataques azerbaiyanos se efectúan con misiles, tanques, artillería y aviación. Los armenios emplean artillería, morteros y cohetes antitanque.

Importantes bajas

Ambas partes hablan de «decenas» de muertos y heridos, tanto civiles como militares. Bakú en concreto, asegura deber aniquilado a 550 soldados armenios mientras Ereván sostiene que han gastado con 200 efectivos azerbaiyanos. Armenia confirmó ayer la crimen de 59 de sus militares en los dos días de combates, pero Azerbaiyán no ha facilitado todavía el número de sus bajas.

Todo comenzó el domingo sobre las siete de la mañana. Las autoridades de Nagorno Karabaj informaron del cañoneo de Stepanakert, la haber del enclave, desde múltiples lanzaderas de cohetes. En Bakú, dijeron que estaban llevando a agarradera una operación marcial en respuesta al cañoneo de su región desde el región en disputa.

El presidente de Armenia, Armén Sarkisián, declaró ayer que «Turquía está ayudando a Azerbaiyán en su ataque en Nagorno Karabaj con asesores militares, mercenarios y aviones de combate F-16», afirmaciones que niegan en Bakú. Según Sarkisián, «hace 105 primaveras, el Imperio Turco perpetró un exterminio con los armenios y ahora no podemos permitir que se repita lo mismo». En declaraciones a la radiodifusión Eco de Moscú, el embajador armenio en Rusia, Vardán Toganián, aseguró que Turquía está enviando a contender a Nagorno Karabaj a «mercenarios reclutados en Siria». A este respecto, Toganián expresó el deseo de que Rusia les ayude «a agenciárselas una salida al conflicto» e incluso no descartó la posibilidad de solicitar que Moscú les suministre más armas.

Ver los
comentarios

#Azerbaiyán #prosigue #ataque #Nagorno #Karabaj #con #apoyo #Turquía

Leave a Comment