entretenimiento

Antonio Weinrichter: Crítica de «A land imagined»: Relato negro en Singapur

Antonio Weinrichter: Crítica de «A land imagined»: Relato enojado en Singapur
#Antonio #Weinrichter #Crítica #land #imagined #Relato #enojado #Singapur

Antonio Weinrichter

Aunque el cuerpo de Locarno (un festival grande) le diera el primer premio, no estoy muy seguro de que las diversas formas narrativas que cohabitan en esta película se conjuguen de modo armoniosa: la sensación primera es de dislocación o confusión, aunque según el día podríamos beneficiarse para ver en ello un ejemplo de ensalzable modernismo. Por un banda hay un retrato realista de la alboroto capitalista de Singapur, empeñada en ganarle demarcación al mar gracias al sudor de una mano de obra inmigrante que se rimero en dormitorios andas como hemos manido en mil cárceles. Este toque social, nunca subrayado en demasía, encuentra su mejor imagen (dicho sea en sentido de metáfora) en el cliché motivo visual de las grúas que se elevan en la ciudad-Estado: este motivo se usa tan aceptablemente como Godard en su ensayística «Dos o tres cosas que sé de ella».

Hay imágenes bellas igualmente, pero más tópicas, en la peripecia del policía que indagación a dos obreros que han desaparecido: hacer un thriller noctívago hoy es un puro examen de estilo en la lingua franca del cine. Y hay una intrigante (al principio) historia de cruce amoroso, por así opinar, entre uno de esos obreros y una rugosa encargada de cibercafé que parece salida del mundo insomne (que diría Zweig) de Wong Kar-wai. Y luego… hay un cambio de habitante (como decía Lynch) que nos sugiere que lo que vemos lo está soñando determinado. Por lo que al final ni Wong ni Lynch sino un noir singaporeño con pretensiones. Siquiera es un mal cóctel.

Antonio WeinrichterAntonio WeinrichterColaboradorAntonio Weinrichter

Ver los
comentarios

#Antonio #Weinrichter #Crítica #land #imagined #Relato #enojado #Singapur

Leave a Comment