entretenimiento

Anónimos de «realities» españoles en canales minoritarios que se hicieron famosos

Anónimos de «realities» españoles en canales minoritarios que se hicieron famosos
#Anónimos #realities #españoles #canales #minoritarios #hicieron #famosos

Óscar Rus

Hubo una época en España en que participar en un software de telerrealidad (o en su perspectiva «docu-reality») daba mala imagen; manchaba el currículum. Sin bloqueo, formatos con anónimos como el culinario «Masterchef» (La 1, TVE) o el de supervivencia «El puente» (Movistar+) han demostrado que no es mal condición; para algunos incluso ha despejado alguna puerta. Los «realities» de los principales canales continúan siendo de lo más conocido, pero además ha habido casos de concursantes de formatos en cadenas minoritarias como MTV y DMAX que se han hecho famosos tras participar en ellos.

Le ocurrió en 2019 al cuchillero Miguel Barbudo (Madrid, 1980) tras concursar en la traducción internacional del estadounidense «Forjado a fuego», flamante del Canal Historia que aquí emite en despejado Mega, uno de los canales de Atresmedia. «Es un software mítico en el sector», cuenta Barbudo a TechnoMiz por teléfono, cuchillero desde 2016 tras deber trabajado en un taller de cerrajería. El finalista del «reality», donde compitió por ser el mejor forjador de armas, contactó con el canal luego de que varios internautas le propusieran como representante gachupin.

[ Quién es Miguel Barbudo, el primer concursante español de «Forjado a fuego»]

El madrileño contactó entonces con la cautiverio, siguió los caminos del casting y se plantó en México, allá por mayo de 2019, donde estuvo grabando 25 días. Su billete se emitió en Mega en junio. «La repercusión ha sido sobrado divertida; que te reconozcan por la calle, pedir fotos…». La reposición de las entregas donde sale hace que esto vaya por épocas. Sin bloqueo, al dedicarse a la cuchillería de entrada abanico («no es un sector muy universal»), su billete en «Forjado a fuego» no ha tenido mucha repercusión sobre su producto y negocio. Impacto sí ha tenido en los cursos que imparte.

Barbudo dudó en participar o no: «Ves algún comentario de que pierdo categoría… [Pero] tengo mi trayectoria; te vas haciendo un nombre y los precios van creciendo por la demanda, por los coleccionistas…». Buenos ejemplos hay fuera de España: «Los americanos de altísima abanico se han cubo a conocer en realities». ¿Podría deber un «Forjado a fuego» gachupin? Hay muchísima civilización de artesanos [pero] somos un país de cuarenta millones. Incluso en Estados Unidos, que tiene un mercado enorme, tienen problemas para nuevas temporadas y tienen que reinventarse». De hecho, Barbudo entró en el casting de la traducción saco, pero quedó en el ventarrón por la pandemia.

Cómo hacer tatuajes, joyas y el chiva

Los realities que más alegrías han cubo a sus participantes anónimos han sido los que enseñan a hacer cosas. Ocurrió con el gachupin «24 Kilates», que Dmax emitió en 2015 y mostraba el trabajo de un negocio deudo de joyas regentado por tres hermanos. Si había programas sobre tatuajes («Madrid Ink.»), ¿por qué no uno sobre cómo se hacen las joyas? Fue uno de los hermanos, Pablo Cimadevila, quien propuso dicho esquema al canal de la TDT. Duró una temporada, pero él, a partir de entonces, tiene un canal de YouTube donde muestra su trabajo –como las alianzas que hizo para Risto Mejide y Laura Escanes– y al que están suscritos más de 4,4 millones de usuarios.

En «Madrid Ink.» (2013), aclimatación española de «Miami Ink.», se mostraba el trabajo de varios tatuadores en la renta; uno de ellos, Leo Millares, ya era conocido antiguamente en ese mundillo. La importación de estos formatos internacionales a España fue durante la división de los 2010 la tónica universal en la producción propia de pequeños canales de la TDT. DKISS, por ejemplo, estrenó su software de citas sin ropa «Desnúdame» y Mega terminó por emitir la traducción española para La Sexta de «Los reyes del empeño» con trabajadores de dos casas de empeño, una en Madrid y otra en Alicante.

Ylenia Padilla, en «Gandía Shore»
Ylenia Padilla, en «Gandía Shore» – MTV

Pero si hubo un «reality» que, cuando se estrenó en otoño de 2012, se convirtió en tema de conversación entre adolescentes y jóvenes fue «Gandía Shore» (MTV España, que además emitió «Alaska y Mario»), aclimatación española de «Geordie Shore», sobre un corro de jóvenes en un pisito y sus juergas. Los concursantes de aquella primera impresión, desconocidos y jóvenes, ahora son personajes de la faramalla de Mediaset España; quizás la que maduro repaso televisivo ha tenido sea Ylenia Padilla, presente colaboradora de programas como «Viva la vida» y «Sálvame» que concursó en 2015 en «Gran Hermano VIP».

Ver los
comentarios

#Anónimos #realities #españoles #canales #minoritarios #hicieron #famosos

Leave a Comment