Finanzas

Alemania bajará los impuestos a los «trabajadores cualificados con altos ingresos»

Alemania bajará los impuestos a los «trabajadores cualificados con altos ingresos»
#Alemania #bajará #los #impuestos #los #trabajadores #cualificados #con #altos #ingresos

Rosalía SánchezRosalía Sánchez

«No, para nulo, Alemania no debería aumentar los impuestos durante la pandemia», ha dicho el ministro de Riqueza germánico, Peter Altmaier, en una entrevista concedida a ARD Morgen Magazine en la que ha repasado la situación económica e la que el coronavirus ha sumido a la pertenencias alemana. Incluso ha destacado que «existen razones para aminorar los impuestos en algunas áreas, como en el caso de los trabajadores cualificados con altos ingresos».

«En cuanto a los impuestos, quiero dejar claro que mi opinión es que no se deben aumentar los impuestos durante esta pandemia», ha añadido, insistiendo en que «Alemania se ha presbítero de tener un régimen fiscal estable durante los últimos siete abriles y ese sigue siendo el camino». Altmaier ha añadido que existen razones para descender los impuestos, aunque «Alemania tiene que ser comprensible en este sentido».

El hecho de que Alemania se encuentre ya en curso electoral, de cara a las generales de otoño de 2021, influye sin duda en que los ministros, tanto los de la CDU como Altmaier como los socialdemócratas como Scholz, se lo piensen dos veces antaño de cargar más a los contribuyentes. En el caso de Scholz, candidato ya nominado por el SPD para suceder a Merkel en la Cancillería alemana, Alemania corre incluso el peligro de que tanto la política tributaria como la política fiscal y presupuestaria se conviertan en aparato electoral.

El parlamento germánico ha apto un presupuesto para 2021 que rompe con la política del «endeudamiento cero», pero que contiene unas cuentas «completamente responsables», ha defendido el ministro de Finanzas Schols, que alega que las cuentas públicas alemanas ahondan en las medidas anticrisis puestas en marcha ya este año y pretenden ayudar a preparar el futuro. «Es mucho, mucho cuartos», ha obligado en narración al endeudamiento, pero es para contribuir a la estabilización de la pertenencias. Es lo correcto». La «buena situación financiera» de Alemania, que hasta 2019 había encadenado seis abriles con superávit fiscal, le permite ahora «contrarrestar activamente» las consecuencias de la crisis, proceder «con fuerza» y «a tiempo», ha argumentado el ministro, que asegura que «no proceder sería todavía mucho más caro». Unos dos tercios de los 96.2000 millones de endeudamiento (de un presupuesto de 413.400 millones) corresponden al aumento del desembolso por los paquetes de impulso, las ayudas y los estabilizadores automáticos. El tercio restante procede de la caída de los ingresos vía impuestos.

Tasa para vehículos contaminantes

El único impuesto que subirá en Alemania en 2021 será el de circulación de los vehículos más contaminantes, que fija las emisiones de CO2 como el gran enemigo. La nueva norma implica una importante subida para los que más emiten, y bonificaciones para los que menos, con una exclusivo incluso a los eléctricos. Los más perjudicados serán los modelos deportivos y SUV, por otra parte de los modelos equipados con tecnología híbrida enchufable, porque se consideran tan contaminantes o más que una lectura alternativa de combustión térmica.

El nuevo reglamento contempla que los coches nuevos matriculados desde el primer día de 2021 y que emitan más de 95 g/km tendrán un recargo de dos euros por cada gramo adicional. El impuesto germánico actualizado incluso cuenta con otras disposiciones, como un incremento por etapas, de hasta cuatro euros por gramo adicional de CO2 para vehículos con emisiones de CO2 superiores a 195 g/km. Los vehículos cuyas emisiones de CO2 sean inferiores a 95 g/km, tendrán una ganancia fiscal anual de 30 Euros durante un mayor de cinco abriles y los eléctricos no pagarán hasta el 31 de diciembre de 2025.

Y el otro impuesto que el gobierno germánico desea elevar es el que presiona a los gigantes digitales como Google y Amazon. Scholz asegura que la tributación de las empresas digitales es una «cuestión urgente» que tiene «consecuencias» para todos y planteó que sería un «éxito» que el Eurogrupo pudiese consensuar un trapo sobre este asunto que proponer para su discusión y admisión en la OCDE. Entre los socios del euro, sin requisa, hay distintas sensibilidades. El ministro luxemburgués de Finanzas, Pierre Gramegna, advirtió que una proceder personal de la eurozona o la UE en este sentido puede perjudicar la competitividad del bando.

La Tratado Alemana de Contribuyentes asegura «atender de cerca» el uso de los programas de impulso que ha puesto en marcha el gobierno germánico y critica especialmente las ayudas estatales pedidas por la empresa Ford. «Con eso, el contribuyente germánico apoyaría a una empresa con sede en EE. UU., pero incluso con 22.000 empleados en Colonia, Aquisgrán y Saarlouis», calibra un portavoz, «básicamente, es parte de nuestro trabajo diario estar en contacto con instituciones financieras y autoridades. Por gracia, comprenda que no comunicamos más detalles sobre esto». El Tarea de Riqueza regional de Renania del Meta-Westfalia y el Tarea Federal de Riqueza incluso se han inhábil a comentar la solicitud. Para Tobias Hentze, economista del Instituto de Riqueza Alemana (IW), la ubicación de la empresa no es decisiva porque el objetivo de las ayudas del gobierno es sostener puestos de trabajo en el país. Tomaso Duso del Instituto Ario de Investigaciones Económicas (DIW) llega a una valoración similar. En Ford existe el aventura de que el cuartos de los impuestos alemanes termine en partes de la empresa en los EE. UU. Pero eso siquiera puede descartarse para las empresas alemanas. «Lufthansa es una empresa internacional. Con ella el cuartos incluso podría fluir al foráneo».

Ver los
comentarios

#Alemania #bajará #los #impuestos #los #trabajadores #cualificados #con #altos #ingresos

Leave a Comment