deportes

Adama, un reto de 100 metros y el truco del aceite para bebés

Adama, un duelo de 100 metros y el truco del óleo para bebés
#Adama #duelo #metros #truco #del #óleo #para #bebés

Javier AsprónJavier Asprón

Usain Bolt corrió la final de los 100 metros del Mundial de Berlín a una media de 37,5 Km/h, con un pico de casi 45 Km/h, para establecer un nuevo récord del mundo que aún hoy perdura: 9.58. A Adama Traoré, nueva sensación de la selección española tras su eléctrico inauguración en presencia de Portugal, le han llegado a valorar registros de 37,0 km/h durante algún partido de la Premier League. Ayer, el extremo del Wolverhampton se sonreía cuando le preguntaban por la posibilidad de probarse en la prueba reina de la velocidad: «Nunca lo he hecho y la verdad es que me gustaría. El GPS ya me dice la velocidad a la que voy en el campo y me sorprende, pero eso es parte de mi mecanismo y debo sacarle delantera».

[Así ha ido evolucionando el físico de Adama Traoré, la sensación de la selección]

Tras esta afirmación, Ángel David Rodríguez, ‘el Pájaro’, exrecordman mundial de los 100 metros, no dudó en tirarle un guantelete a Adama a través de las redes sociales y le invitó a hacer esa prueba con él, aunque el atleta madrileño cree que faltan datos para valorar las posibilidades reales de Adama, y considera que la velocidad existente del extremo le dejaría con un tiempo cercano a los 11 segundos: «Los sistemas de tracking en futbol ofrecen datos de velocidad instantánea, lo cual provoca picos muy altos. Pero la diferencia entre velocidad máxima y velocidad instantánea está en torno a un 8-10%. Bolt se llegaba a desplazar a 44,27 km/h durante un tramo de unos 40 metros. Dicho de otra guisa, mi velocidad instantánea máxima ha sido similar a la velocidad máxima de Bolt, pero mientras yo lo he hecho unas centésimas al salir de un apoyo mientras corría de media a unos 40 km/h, Bolt lo mantenía 50 metros. Por eso me saco medio segundo en un 100».

Con todo, en presencia de la Portugal de Cristiano Adama pudo exhibir por fin ese potencial en presencia de el entusiasta gachupin al que le quedan aún lejanos los partidos de la venda inglesa. Una arranque extraordinario por la derecha en la que dejó a espaldas a dos defensores antiguamente de centrar desde la diámetro de fondo a Dani Olmo, en lo que fue la mejor ocasión de España, expuso sus credenciales al cien por cien y dejó buena muestra de lo que puede aportar el deportista. Pero su potencia y velocidad igualmente valen para los aspectos defensivos. Que se lo pregunten al azulgrana Trincao, que aún está pensando de dónde apareció Adama para tumbarle y fracasar un claro contraataque luso. El gachupin arrancó vigésimo metros más a espaldas, y aún así le sobró campo para cortar la abyección.

«Los partidos en presencia de los grandes siempre llaman la atención», expone un Adama que tiene muy claro cuál es su máxima en la vida: «Cada día que no mejoro es un día perdido para mí». «Hacen errata dos o tres rivales para detenerle», refuerza Luis Enrique, que está convencido de tener un diamante en bruto en la figura de Adama.

El origen de su tremendo físico, más propio como se ha escrito de un futbolista o un deportista de fútbol indiano, está en su afán por evitar las lesiones. Un compañero suyo en las categorías inferiores del Barça le metió en un campo, y allí ha pasado horas y horas potenciando los músculos y ganando en apresuramiento. «Trabajo mucho en el campo, como profesional que soy. Pero mancuerna no hago porque gano prominencia muy rápido por mi genética y es contraproducente. Hago otro tipo de trabajo».

Errata por desvelar el truco del óleo de bebé, un punto que se embadurna sobre los hombros desde hace tiempo antiguamente de los partidos y que al principio sorprendió hasta a sus compañeros. Acostumbrado a ir al choque y a sufrir agarrones, igualmente lo utiliza por su obsesión para evitar lesiones. Fue un fisio del Wolverhampton quien se lo aconsejó, y para él ha sido milagroso: «Lo uso por el tema de tener problemas de hombro y por las faltas que me hacen al intentar agarrarme», explica «Me ayuda a que no puedan hacerlo y igualmente a evitar lesiones».

Ver los
comentarios


#Adama #duelo #metros #truco #del #óleo #para #bebés

Leave a Comment